Back

Apr 25, 2022

Due Diligence: qué es la diligencia debida y su significado

eses
  • en
  • fr
  • de
Due Diligence: qué es la diligencia debida y su significado

El término Due Diligence o Diligencia Debida se utiliza de distintas formas. Su uso y aplicación varía dependiendo del sector, el área o el tipo de proceso en el que se implemente. En este artículo trataremos el significado de Due Diligence, qué es la diligencia debida, para qué se utiliza, qué tipos hay y cómo se aplica.

Se utiliza generalmente para conceptos y situaciones en las que se deba realizar la investigación de una persona física o jurídica de forma previa a una relación contractual u otro tipo de intercambios. Es importante tener en cuenta que la identificación del sujeto (empresa o particular) sobre el que realizar el análisis Due Diligence es un paso previo imprescindible.

Descarga aquí de forma gratuita la guía completa sobre identificación digital.

El análisis Due Diligence: significado legal

El significado de Due Diligence o Diligencia Debida, se refiere a la investigación en sí que se realiza. De esta forma, hablamos de Diligencia Debida o Due Diligence en jurídica para referirnos a una auditoría legal, a una operación previa de revisión de una persona o empresa de cara a evaluar posibles riesgos al establecer una relación económica con ella.

La investigación centra su eje en comprender la realidad de la empresa o persona y cerciorarse sin lugar a duda que esta no ha cometido ni está comiendo ningún delito, y que no se está planteando cometerlo. El análisis Due Diligence es, por tanto, un proceso de búsqueda de información llevado a cabo por una de las partes en una relación de negociación para poder evaluar riesgos y la situación en el momento de la negociación.

Es un proceso muy habitual en el ámbito de la compraventa B2B (Business-to-Business) y en la adquisición o fusión de sociedades. En algunos casos también es conocido como “Diligencia Debida de compra o auditoría de compra”. Podríamos decir que la definición estándar es “investigación sobre una persona o empresa previa a la firma de un contrato o inversión”.

La vinculación e importancia del KYB/KYC en Due Diligence

Para recabar información sobre un negocio o persona, el primer paso es identificarla. Es decir, cerciorarnos que la persona o el negocio realmente es quien dice ser. Una vez realizada la identificación, pueden establecerse relaciones de confianza y desarrollar el análisis Due Diligence o Diligencia Debida.

El análisis Due Diligence, o Diligencia Debida, se encuentra estrechamente relacionado con el término KYB (Know Your Business). El paso previo en un análisis de Due Diligence que es en remoto es la identificación del sujeto a investigar. Este proceso de identificación digital de un negocio, para confirmar que el negocio es el que debe ser se conoce como Know Your Business.

Conoce en profundidad el proceso Know Your Business (KYB) aquí.

Del mismo modo, el proceso KYB es una variante del estandarizado y globalmente utilizado Proceso KYC (Know Your Customer). En esta ocasión, conocido como Diligencia Debida del Cliente (CDD – Client Due Diligence).

La mayoría de las empresas que desean adquirir clientes de forma remota tienen la obligación legal de identificar a sus usuarios con sistemas de verificación de identidad fiables y seguros. Este proceso ha evolucionado desde el KYC hasta el eKYC (electronic Know Your Customer), suponiendo una revolución en las relaciones contractuales entre usuarios y empresas, para lo que el análisis Due Diligence se realiza desde una perspectiva tecnológica.

Esto es ampliamente conocido en el sector financiero como Due Diligence financiero, donde la Diligencia Debida reforzada es necesaria incluso en clientes existentes que no estaban sujetos a este procedimiento. Las entidades manejan modelos de riesgo utilizados para la identificación de empresas y/o clientes de alto riesgo.

A la hora de plantearse cómo hacer un Due Diligence financiero dirigido hacia un particular, trabajador o autónomo, el proceso KYC es el primer paso de cara a realizar la investigación.

De hecho, previo a cualquier operación en la que se vaya a realizar algún tipo de transacción, debe realizarse un análisis Due Diligence, incluso en inmobiliaria.

Descubre aquí cómo la digitalización ha transformado los procesos.

Regulaciones a tener en cuenta para un análisis Due Diligence legal

Como todo procedimiento legal, el Due Diligence debe ajustarse a las regulaciones vigentes por las que se ve afectada dada la naturaleza del proceso de Diligencia Debida. En este sentido, las regulaciones que se ven implicadas son:

  • GDPR: El Reglamento General de Protección de Datos regula la protección de las personas con relación al tratamiento de sus datos personales y su uso. Cualquier análisis Due Diligence legal debe cumplir estrictamente con el RGPD debido al tratamiento de los datos del sujeto investigado por parte de la empresa.
  • AML Due Diligence: La Quinta Directiva Anti-Blanqueo de Capitales, o 5AMLD, regula todos los aspectos sobre las acciones contra el blanqueo de capitales en todo tipo de procesos, tanto offline como online. Es un estándar obligatorio que afecta a todas las industrias, aunque especialmente al sector financiero y la banca, desarrollando técnicas para prevenir el fraude y la diligencia debida contra el blanqueo de capitales.
  • eIDAS: El sistema europeo de reconocimiento de identidades electrónicas y servicios de confianza sienta las bases para la identificación de empresas y usuarios, otorgando el sello de confianza para empresas cualificadas. Regula todos los aspectos relativos a la firma electrónica y los intercambios en línea.

Descarga de forma gratuita la guía completa sobre las regulaciones AML5 y eIDAS.

¿Cómo hacer un Due Diligence Financiero?

¿Qué es el Due Diligence financiero y para qué sirve? El análisis Due Diligence financiero tiene como objetivo analizar la salud financiera de un negocio.

A la hora de cómo hacer un Due Diligence financiero, el primer paso consiste en identificar a la empresa e, inmediatamente después, analizar todos sus movimientos y estado financiero actual y pasado. Esto se revisa de forma exhaustiva para establecer una previsión con la que poder identificar posibles riesgos.

Características básicas de cualquier análisis Due Diligence que es compliant con la regulación KYC/KYB.

Cualquier análisis Due Diligence en auditoría cuenta con una serie de características base que lo estandarizan y regulan de cara a las buenas prácticas en este tipo de métodos de análisis de riesgos:

  • Toda la información es confidencial entre ambas partes y debe tratarse conforme a las regulaciones establecidas (RGPD, AML5, eIDAS).
  • En gran parte de las negociaciones el proceso de identificación y de Due Diligence es un proceso legal obligatorio. Siempre se presume buena fe por parte del dador de información.
  • Se recomienda que se realice por un agente tercero. Una empresa especializada en Due Diligence, en auditoría, o tecnología KYB o KYC.
  • Siempre debe tener un objetivo profesional claro: identificar las contingencias de la parte con la que se va a negociar; y no otras intenciones.
  • Debe darse en un plazo corto de tiempo y ser reciente, para que sea fiable y verídico.

Electronic IDentification, eID, como partner Regtech reconocido puede acompañar a los negocios en sus procesos de verificación e identificación enmarcados en el análisis Due Diligence como una empresa de Diligencia Debida.

Cookies on this website are used to personalize content, offer social media features and analyze traffic. We share information with our social media, advertising and web analytics partners, that can combine it with other information provided to them or that they have collected from the use of their services. Manage, get to know, accept or delete cookies by clicking on "Cookie Settings and Policy" . You accept our "Privacy Policy" by navigating this website.

Picture

Please rotate your device to continue discovering the leading eID digital identification solutions